Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Iniciamos un año repleto de novedades que afectan a la gestión o administración de cualquier empresa. Desde el punto de vista fiscal, las modificaciones han sido variadas e importantes pero, sobre todo, una cuestión de candente actualidad es el nuevo marco normativo del Impuesto sobre el Valor Añadido en las operaciones intracomunitarias que nuestro país debía tener ya regulado a principios de año. El lugar de realización de las entregas de bienes y las prestaciones de servicios ha sido siempre un tema de gran transcendencia en el ámbito del Impuesto sobre el Valor Añadido. A las complejas reglas que existen en los supuestos en que los operadores económicos se encuentren en Estados distintos, se suman las especialidades existentes en materia de prestaciones de servicios. A partir del 1 de enero de 2010, como resultado de lo dispuesto en las Directivas 2008/8/CE y 2008/9/CE, el escenario relativo a las prestaciones de servicios cambia sustancialmente, y ante la imposibilidad de la aprobación de una Ley de modificación del Impuesto, se ha publicado una Resolución, aunque con carácter provisional, relativa a la aplicación e interpretación de las Directivas comunitarias mencionadas. De todo ello hablamos aquí.

Deja una respuesta