Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La Campaña de la Renta 2022 arranca el 11 de abril

 

 

HEMEROTECA

La Campaña de la Renta 2022 arranca el 11 de abril

La Campaña de la Renta y Patrimonio de 2022 arrancará el próximo 11 de abril con la presentación de las declaraciones por Internet, de acuerdo con el calendario del contribuyente de la Agencia Tributaria.

La Campaña de la Renta de este año, que se corresponde con los ingresos obtenidos en 2022, se prolongará entre el 1 y el 30 de junio de manera ordinaria, pero previamente, desde el próximo 11 de abril se podrán presentar ya las primeras declaraciones del IRPF y de Patrimonio a través de internet, un medio que ya utilizan nueve de cada diez contribuyentes.

Asimismo, desde el próximo 5 de mayo y hasta el 30 de junio la declaración del IRPF se podrá presentar también por teléfono, y entre el 1 y el 30 de junio, coincidiendo con el período ordinario de la Campaña, los contribuyentes podrán presentar su declaración en las oficinas de la Agencia Tributaria. Con resultado a ingresar y con domiciliación bancaria, el plazo concluye el 27 de junio.

Entre las novedades a tener en cuenta de cara a esta campaña destaca que la aportación individual máxima a los planes de pensiones privados con derecho a deducción en el IRPF pasa a 1.500 euros anuales.

Por el contrario, las aportaciones máximas a los planes de empresa con derecho a deducción suben a los 8.500 euros para 2022. Entre ambas, la aportación total con beneficios fiscales se mantiene en 10.000 euros anuales.

Tendrán efectos en la declaración de la renta de este año las modificaciones de las escalas del gravamen del IRPF aprobadas con efectos retroactivos para 2022 por algunas comunidades autónomas, con el objetivo de paliar la subida de precios registrada a lo largo del año.

De su lado, también se ha creado el Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas, que se configura como un impuesto complementario del Impuesto sobre el Patrimonio, de carácter estatal, no susceptible de cesión a las comunidades autónomas, para gravar con una cuota adicional los patrimonios de las personas físicas de cuantía superior a 3.000.000 de euros.

Agencia Europa Press

La OCDE eleva a más de 200.000 millones anuales la recaudación del mínimo global de Sociedades del 15 %

La implantación de un impuesto mínimo global de Sociedades del 15 % permitirá generar ganancias de ingresos anuales de alrededor de 203.395 millones de euros, una cifra que supone una revisión al alza por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que anteriormente había estimado unos 138.679 millones de euros de recaudación adicional.

Asimismo, la organización también ha revisado al alza su estimación del alcance del «Pilar Uno» de la reforma, que busca asignar los ingresos fiscales a las jurisdicciones donde se consuman los bienes o servicios vendidos, hasta 184.905 millones de euros frente a los 115.566 millones de euros de la anterior estimación.

De este modo, se espera que la mayor cobertura para la asignación de derechos fiscales conduzca a ganancias anuales de ingresos fiscales globales de entre 12.019 y 33.283 millones de euros.

La OCDE destaca que alrededor del 50 % de las ganancias estimadas provienen de grandes empresas digitales, como fabricantes de productos electrónicos o empresas de Internet, y el resto de otros sectores no digitales, como los productos farmacéuticos.

La actualización de las evaluaciones anteriores de la OCDE muestra que las ganancias de ingresos proyectadas han aumentado y continúan aumentando con el tiempo, debido tanto a las revisiones del diseño de la reforma fiscal como al aumento rentabilidad de las empresas multinacionales incluidas en el estudio.

Asimismo, la OCDE destacó que la actualización muestra también mayores ganancias de ingresos en relación con el «Pilar Dos», lo que refleja algunos aumentos en beneficios con impuestos bajos, incluyendo el resultado de una mejor cobertura de datos.

«La comunidad internacional ha logrado un progreso significativo hacia la implementación de estas reformas, que están diseñadas para hacer que nuestros acuerdos fiscales internacionales sean más justos y funcionen mejor en una economía mundial digitalizada y globalizada», dijo el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

La entrada en vigor del nuevo marco fiscal internacional, incluyendo la aplicación de un impuesto mínimo del 15 %, tendrá lugar en 2024, en vez de en 2023 como se había previsto inicialmente.

En opinión de Cormann, la implementación generalizada de la reforma también ayudará a estabilizar el sistema fiscal internacional, mejorar la seguridad fiscal y evitar la proliferación de impuestos unilaterales sobre los servicios digitales, así como las disputas fiscales y comerciales asociadas, «lo que sería malo para la economía global y las economías de todo el mundo».

Agencia Europa Press

Principales tendencias para la gestión de personas en 2023

La consultora española Watch&Act ha identificado estas siete tendencias que determinarán la gestión de equipos en este nuevo año 2023:

1. Liderazgo adaptado a un entorno BANI. Este concepto se utiliza para describir el contexto global de confusión e incertidumbre heredado tras la pandemia. Es el acrónimo del inglés Brittle (frágil), Anxious (ansiedad), Non linear (no lineal), Incomprehensible (incomprensible), reflejo de un entorno impredecible y ambiguo que se puede desestabilizar en cualquier momento, lo cual genera inseguridad. Por eso, el buen líder deberá impulsar equipos resilientes y flexibles al cambio y mantener una gestión personalizada de los equipos. Además, debe fomentar la innovación y aplicar metodologías que favorezcan la agilidad en la forma de trabajar.

2. Prevención de riesgos psicosociales. Sin duda, este es el gran reto que la sociedad en su conjunto debe afrontar en los próximos años. Ayudar a mantener el equilibrio y la salud mental de una sociedad cada vez más sujeta a estrés, a presiones y a niveles de exigencia emocional superiores es complicado, y requiere altas dosis de personalización. Supone la capacidad de las organizaciones de estar atentas a lo que sienten y viven sus empleados, de responder a sus necesidades de manera individual (no todo el mundo tiene los mismos problemas ni requiere las mismas soluciones) y de establecer dinámicas de escucha y relación capaces de prevenir el deterioro antes de que se produzca.

3. Escucha activa del cliente y del empleado. Este es uno de los aspectos que, sin duda, más van a crecer en 2023. Las empresas han de estar muy atentas a lo que pasa a su alrededor y en su interior. Tener la capacidad de captar todo ese flujo de sentimientos y de experiencias de clientes y empleados, de analizarlo de manera automática e inmediata y, lo que es más importante, de tomar decisiones en tiempo real, vinculando ambos mundos, acompasando sus vivencias y las reacciones de la empresa, es ya algo que está marcando las diferencias entre competidores. En el futuro, disponer de la tecnología y la metodología para gestionar este elemento será imprescindible.

4. Gestión de entornos híbridos. La vuelta a la presencialidad ha de equilibrarse con la práctica del teletrabajo. Los empleados demandan cada vez más poder organizar su tiempo, aprovechándose de las capacidades de la tecnología y de la experiencia del COVID. Pero sigue faltando en muchas empresas una auténtica revisión en este sentido de las políticas de RRHH y un proceso de adaptación a este entorno, en el que no solo se incluye el horario, sino también la forma de trabajar, las dinámicas de relaciones de los equipos, la técnica en la gestión de equipos remotos o distribuidos por parte de los mandos y directivos, la forma de evaluar y controlar, las herramientas de gestión, etc.

5. Potenciación del talento de la empresa. Es tiempo de apostar por un auténtico programa estratégico de reskilling upskilling, que va mucho más allá de la tradicional formación. Se trata de preparar a los equipos para el futuro deseado por la organización, de que adquieran las competencias necesarias para pasar al siguiente nivel. El proceso de análisis de este «viaje», la detección de las necesidades a cubrir y la capacidad de anticipar el punto de destino son los auténticos hitos del proceso, y no solo los cursos o las formaciones en las que se debe materializar. Equipos capacitados, enfocados en el futuro y adaptándose continuamente son las palancas necesarias para una gestión eficaz.

6. Impulso de las soft skills. La tecnología ha asumido y asumirá cada vez más protagonismo en las organizaciones. Y también la diferenciación, el cambio y la creatividad serán cada vez más necesarias para cumplir con los objetivos estratégicos de las empresas. En este contexto, es importante poder identificar las destrezas más relevantes de cada persona o para cada función, y poner fin al modelo rígido de competencias asociadas al puesto, sustituyéndolo por un modelo flexible y dinámico de skills deseables por función y persona. Será necesario invertir en tecnología para definirlo y gestionarlo, y la Inteligencia Artificial desempeñará un papel clave en ese proceso.

7. Fomento del compromiso de los empleados. En entornos inciertos, flexibles, dinámicos y en los que las emociones y la experiencia son fundamentales, el compromiso de los empleados con el proyecto empresarial y la gestión de ese compromiso son cada vez más importantes. La clave está en pasar de la información que nos ofrecen las herramientas actuales (encuestas de clima, etc.) a auténticos modelos de gestión que permitan identificar los aspectos que construyen compromiso, aquellos que restan y cómo tratarlos a nivel de equipo y de mando operativo en la empresa. La experiencia y la visión que de este modo se adquiere sobre la empresa supone claramente un antes y un después.

LA LEY

La UE lanza un fondo de más de 60 millones para la protección intelectual de las pymes

La Comisión Europea y la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (UE) han puesto en marcha la edición de 2023 del fondo para pequeñas y medianas empresas (pymes), dotado con 60 millones de euros en vales, para ayudar a proteger la propiedad intelectual a las pymes establecidas en la UE.

En concreto, los vales ofrecen a los solicitantes la oportunidad de cubrir determinados costes relacionados con la evaluación de sus necesidades de propiedad intelectual a través de los servicios de exploración que prestan los Estados miembro.

Además, el vale puede utilizarse como reembolso de una serie de herramientas de protección de la propiedad intelectual, incluidos los costes de registro de patentes, marcas y diseños y, por primera vez, el fondo también cubrirá el reembolso de las obtenciones vegetales y las patentes europeas.

El fondo de 60 millones de euros para 2023 incluye 5,1 millones de euros de financiación de la Comisión para servicios relacionados con patentes, lo que permitirá a una pyme ahorrarse 1.500 euros por solicitud.

Con estas ayudas, la Comisión busca apoyar a las pyme para que gestionen mejor sus carteras de propiedad intelectual, con vistas a ayudarlas a acelerar sus transiciones ecológica y digital, así como a respaldar su recuperación general de crisis recientes como la COVID-19 y el impacto de la invasión rusa de Ucrania.

Agencia Europa Press

Suscríbete a nuestro boletín

Haga clic en el botón Editar para cambiar este texto.